Risoterapia

Se conoce como risoterapia a una estrategia o técnica psicoterapéutica tendiente a producir beneficios mentales y emocionales por medio de la risa. No puede considerarse una terapia, ya que no cura por sí misma enfermedades, pero en ciertos casos logra sinergias positivas con las curas practicadas. Se trata en general que las sesiones de risoterapia se practiquen en grupo aprovechando el contagio de persona a persona, ya que reír en grupo no es lo mismo que hacerlo solos: de esta forma el efecto grupal estimula a los que normalmente no reirían.

Comparte principios con las técnicas de vida sana, según la cual es importante aprender a reírse de uno mismo, de las capacidades limitadas del ser humano y de la vida.

La sociedad enseña a reírse de los demás en lugar de hacerlo con los demás. La risoterapia ayuda a desdramatizar las situaciones de la vida, desarrollando el espíritu competitivo y optimista. Por eso las personas que realizan risoterapia aprenden a tener una mejor visión de si mismos, de su entorno y de sus posibilidades.

Lo básico que se debe hacer es reírse un minuto durante tres veces al día. Aunque eso parezca muy poco es lo esencial para que una persona tenga una mayor calidad de vida, siendo la risa la mejor medicina preventiva sin ninguna contraindicación.

*******

¿Qué es la risoterapia?

La risoterapia no consiste sólo en hacer reír a la gente sin más, sino que es una divertida disciplina terapéutica que consigue despertar en pocos minutos nuestra capacidad de sentir, de amar, silenciar nuestras preocupaciones, aumentar nuestra creatividad, sencillamente utilizando la risa como camino.

Es una forma de alinearnos con el bienestar, la conciencia y la salud física.

Es una manera sencilla de mejorar nuestra salud, a través de emociones placenteras.

Se practica en grupos, porque al ser contagiosa tiene la capacidad de llegar a los demás y transformar la preocupación y la tristeza en alegría y bienestar.

Objetivos de la risoterapia

Aprender a tener una visión distinta y mejor de nosotros mismos, de nuestras posibilidades y de nuestro entorno.

Aprender a pensar en positivo, divertirse, relacionarse…. para así poder sacar más partido a la vida y al trabajo.

Aprender a ser más alegres y felices, cambiando creencias y patrones.

Ahuyentar los “malos rollos”, las quejas, las protestas y las críticas.

Reencontrarnos con nuestro niño interior, dándole espacio para jugar, para expresarse desde el corazón, para que disfrute, cree y sea espontáneo, sin tener que preocuparse de las vergüenzas o el ridículo. Para que pueda querer y ser querido sin censuras que limiten su capacidad de expresión y sus deseos.

a) Para fines lúdicos, terapéuticos y de crecimiento personal

  • La duración del taller es de dos horas
  • El mínimo de personas es de 8 y no hay máximo
  • Hay dos partes muy delimitadas:
    • Una más mental y conceptual, de revisión personal, que se desarrolla al principio y al final del taller, para abrir y cerrar el trabajo personal
    • y otra lúdica y experiencial, en la que se desarrollan diferentes juegos y dinámicas que hacen que la risa fluya de fuera adentro y viceversa.

La risa hace vibrar nuestro cuerpo, desbloqueando puntos energéticos y generando diferentes emociones. Es una manera estupenda de liberar cualquier tipo de tensión, miedos, rabia y nos ayuda a expresar nuestro afecto y a dejarnos querer.

b) Para mejorar la comunicación

La risa, además de ser el mejor antídoto para curar cualquier desarreglo del estado de ánimo, es también un fabuloso elixir para mejorar nuestra comunicación con los demás, ya que incrementa la espontaneidad, la creatividad, la expresión y la percepción, “consiguiendo vencer la timidez y haciéndonos olvidar, por un momento, al adulto que coarta todos nuestros movimientos”.

La risa es una estupenda forma de comunicación entre los seres humanos.

Es el camino más corto entre las personas, y tiene el incentivo de ser altamente contagiosa.

  • La duración del taller es de dos horas.
  • El mínimo de personas es de 8 y no hay máximo.
  • Desarrollo del taller:
    • Introducción teórica y enfoque de la sesión. Es la presentación del taller, desarrollando los conceptos básicos de la risa, la metodología que vamos a desarrollar durante la sesión y la duración.
    • Calentamiento y desbloqueo. Se realizan juegos para “calentar” al grupo al inicio de la sesión, tomar contacto entre los participantes, estimular el movimiento, liberar energía, comunicarse y romper las barreras de inhibición.
    • Dinámicas y juegos específicos para tratar el objetivo principal del taller: la comunicación.
    • Interiorización de la risa y relajación
    • Evaluación y cierre. Comentar las experiencias vividas.

 

 

4 respuestas a Risoterapia

  1. Sagrario dijo:

    felicidades veo que por fin te has creado un blog

  2. belen dijo:

    Prima, eres la bomba, no se de donde sacas tanto tiempo, para tocar tantos palillos. MUAAHHH

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s